CRÓNICA ZURICH MARATÓN SEVILLA 2018 POR AZUCENA LÓPEZ Y LUIS DE ALBA–Club Atletas Veteranos de Algeciras

CRÓNICA ZURICH MARATÓN SEVILLA 2018 POR AZUCENA LÓPEZ Y LUIS DE ALBA

Aquí os dejamos la crónica de la Zurich Maratón Sevilla 2018, vivida por nuestros campeones Azucena López Solano y Luis de Alba Ramírez. Nos sentimos muy orgullosos de vosotros:

  • Los comienzos

Azu- Nuestras motivaciones para afrontar de nuevo la Maratón eran muy distintas, en mi caso quería demostrarme que la mala experiencia del 2017 no podría con la ilusión de hacerla disfrutando de cada km. Tenía que vencer a la Maratón, esto no iba a quedarse así… En Julio ya tenía mi inscripción, el camino había empezado.

Luis- Mi objetivo este año era intentar bajar mi tiempo del año anterior. Sabía que no iba a ser fácil bajar de las 3h, lo que se iba a complicar con el cambio de condiciones en los turnos  del trabajo; tendría que sacar tiempo de donde no tenía pero a pesar de todo me puse manos a la obra.

  • La Preparacion 

Azu- Prepararse una maratón condiciona parte de tus carreras y de tu vida… En Septiembre, tras las vacaciones, empezamos a plantearnos, junto con los entrenadores, las carreras que nos iban a servir de previo, de cimientos para el entreno de la maratón; cimientos que nos han ayudado, cuando todo lo demás se tambaleaba, a no caer y a mantener la confianza. Y semana a semana empezamos a sumar km, ilusiones y buenos momentos. Así llegamos a Diciembre y, “BANG” , comienza el pistoletazo de salida de la primera parte de la maratón

Luis- La maratón de SEVILLA tiene como ventaja que es la más llana, pero también hay que tener en cuenta que es en febrero; eso significa que tienes que empezar a entrenar sobre Diciembre lo cual conlleva muchos condicionantes: las Navidades por medio, malos días de entrenamientos por culpa de las inclemencias del tiempo, malestares físicos propios de invierno, menos horas de luz… Esas pequeñas piedras en el camino, a las que se unen la carga del trabajo, familia, bajones emocionales…. Pero entonces aparece esa gente que anima, que está ahí para ayudarte a seguir, los que te tienden su mano para poder levantarte cuando te has caído y, que cuando te planteas abandonar, están ahí para que no permitir que lo hagas.

Azu- Hasta Navidades todo parecía ir bien, entrenos, carreras preparatorias, sensaciones… pero antes de acabar el año tuve una caída que me provocó una gran herida que, por dejadez por mi parte, se agravó en una úlcera con edema que me hacía correr con bastante dolor y tuve que parar. Todo se torcía en el peor momento, pero no podía dejarlo, había que seguir y entonces es cuando aparecen l@s amig@s para no dejar que caigas en el desánimo… Y después de varios días sin entrenar, tras un largo viaje, en el varadero sola, de noche, con lluvia, frío y dolor en la pierna me volví a meter en los entrenos.. No podía dejarlo, ahora no.

Luis- Empecé bien los entrenamientos y las primera carreras. Todo iba según lo previsto, pero al correr la San Silvestre Vallecana, cogí un resfriado tremendo y ya no era el mismo. No iba con fuerzas, estaba desmotivado, me salté algunos entrenamientos, incluso me planteé abandonar y no hacerla. Pero tuve la suerte de tener gente muy buena a mi lado que  en ese momento me ayudaron a retomar los entrenamientos. Volver a ellos no fue fácil, no me veía seguro, no estaba como antes, la Maratón se acercaba y yo no podía cumplir con todos los entrenos, pero había que seguir adelante, ya daba igual ya el resultado, había que llegar.

  • Llega la Maratón

 Azu- Y entre series, rodajes largos y cambios de ritmos llegamos a la recta final, la última semana, la semana de relax, se baja la intensidad de los entrenos,  se cuida la alimentación, la cual se basa en llenar las reservas de glucógeno, proteína para alimentar los músculos, hidratarse, preparar los detalles de la carrera, ropa, zapatillas, geles a tomar. También se ultiman las estrategias de carrera: marca a realizar, ritmos a llevar en cada momento, cuando beber, cuando tomar geles.. Semana de nervios, inseguridades, dolores imprevistos, preparativos y más nervios.

Luis-  Y el sábado marcha la Armada Azul compuesta por 11 valientes navíos para afrontar ese tan temido y respetado enemigo llamado MARATÓN. Quedamos para comer toda la flota junta en la Feria del Corredor, allí planteamos, entre la comida y la bebida, la estrategia a seguir. Recogimos los dorsales y disfrutamos del ambiente que rodea a esta fiesta deportiva.

Esa noche fuimos a cenar los corredores más el equipo de apoyo/animación. Ingesta de pasta para terminar de rellenar los depósitos de glucógenos. Y a descansar, o eso creíamos, te acuestas pero esos nervios previos a la carrera no te dejan dormir, piensas cómo será la carrera, cómo te irá, si el cuerpo aguantará… pegas una cabezada, te vuelves a despertar, miras el reloj son las 3… intentas volver a dormir otro rato, no puedes… otra cabezada… suena el despertador, son las 5:45… Arriba, comienza el día esperado. A las 6 bajamos a desayunar con la sensación de no haber dormido pero sin sueño, no tienes hambre pero hay que desayunar… los nervios nos atenazan y nos empujan, mezcla de sensaciones, miedo y entusiasmo a partes iguales.

Azu- Sales del hotel y te diriges a la zona de salida, nos acompañan los incondicionales, los que han venido a vernos y a apoyarnos, arrastrados por nuestra ilusión y nuestra locura. Los miras y te emocionas, no puedes fallarles, ni a ellos ni a los que aunque no están allí te han mandado mensajes de apoyo, ni a los que se han quedado en casa pendientes de ti… Hay que calentar antes de que los nervios se apoderen de nosotros.

Luis- Llegamos al cajón de salida, la gente comienza a entrar, ya no queda nada, últimos recordatorios, estamos ya preparados para la salida y ZAS! pistoletazo y a correr. Vamosss a por ella!!!!!! Intentas calmarte, a enfocar tu estrategia, coger tu ritmo yendo de menos a más. Vas avanzando, van llegando los km, vas sintiendo el cansancio, ves a gente abandonando, otros andando, algunos acalambrados.

Azu- Estás dentro de la carrera recuerdas todos los consejos, no te vayas de ritmo, se conservadora al principio, guarda para llegar con fuerza al km24, pero la gente te lleva sin darte cuenta, miras el reloj e intentas regular el ritmo, quedan muchos km por delante no hay que equivocarse. Vas controlando la Maratón cada 5km, esto hace más pequeño a Golliath, y compruebas tus tiempos de paso… De repente me encuentro con dos muchachos con un ritmo cómodo para mí aunque sé que es un poco fuerte para aguantar toda la Maratón, pero me arriesgo, pienso hasta donde llegue, a suerte o a muerte; les pido permiso para ir con ellos nos presentamos y, como si de un equipo se tratara, fuimos avanzando, concentrados y disfrutando de la carrera. Ese trabajo en común me permitió mantener un muy buen ritmo hasta el km 34 donde ya los cuadriceps empezaban a fallar. Intenté seguirles a distancia pero ya mis piernas no respondían igual y temí no llegar entonces el ritmo bajó, pero ya en el km 40 las piernas eran dos bloques de hormigón y, como había escuchado ya, los 2 últimos km tocaba hacerlos con el corazón. Veía que perdía posiciones y que se me iba parte del tiempo ganado, pero estaba llegando e iba a conseguir el objetivo.

Luis- Sigues adelante y comienzan a llegar las molestias normales de tantos km; Km32, el famoso muro pero hay que derribarlo, te dices es mental no hay muro está en tu cabeza… las piernas empiezan a  endurecerse, las sientes pesadas como piedras. Y llegas al km 40, ya queda menos pero cada vez ves más corredores andando o sentados en las aceras, se convierten en interminables esos 2 últimos km. Pero ya se va viendo el estadio de La Cartuja, estás llegando, te acercas al túnel,  el túnel de los elegidos, el que te hace campeón al cruzarlo, y cuando lo traspasas apareces en las pistas: la gente grita, anima y, envuelto en esos ánimos, llegas a esa recta final. Comienzas a emocionarte, ahí es donde te acuerdas de todas esas personas que te han ayudado para que pudieses llegar a esa maratón, todas esas piedras que te has ido encontrando en ese largo camino de los tres meses, ya no te duelen las piernas, medio en volandas llegas a la meta y miras tu tiempo y saltas, ríes, lloras, te abrazas a otro corredor que no conoces,  ahí está la grandeza de este deporte en apoyarte en otro corredor desconocido.

Azu- Y de repente, llegas al Estadio sales de la oscuridad del túnel y aparece la meta, la gente en las gradas animando, quedan escasos 300mts ,las piernas van solas y aprietas, ves el reloj y quieres rascarle aunque sea unos segundos. De repente los ojos se llenan de lágrimas y escuchas tu nombre desde la grada, ya no tienes dolor, solo emoción y una alegría inmensa… y te encuentras con uno de los que te han acompañado casi toda la carrera y te abrazas a él para celebrar su tiempo como si fuese el tuyo. Comienzas a deambular sin rumbo, buscando caras conocidas, sonrisas de desconocidos, te tapas con la bolsa, aún no te lo crees, lo conseguiste!!!!

  • Fin del camino 

Luis y Azu- Una vez que se termina la maratón, te vas a la ducha ,llegan las felicitaciones de los amigos,familiares etc,. No eres consciente de lo que has hecho. Estás en una nube.

Es cuando llegas a casa  y van pasando los días, cuando vas asimilando lo que has hecho, lo que creías que no había salido tan bien, ahora tiene mejor color, mucho más valor. Te das cuenta que has conseguido tu reto multiplicado por 10, porque  tan solo con correr y terminar una maratón es para estar súper contento. Tres meses de duro trabajo que han pasado y piensas “ahora que?”…  El cuerpo se queda huérfano de tantos km, tu cabeza que has tenido entretenida estas semanas, queda vacía de objetivos…. Tienes un sentimiento raro, cierto vacío, tus piernas aún siguen asustadas por el esfuerzo..  Tienes que volver a activar esa chispa, volver a sentirte corredor  y la única manera de recuperar esas sensaciones es volver buscar nuevos objetivos para activar de nuevo el motor de tu cuerpo… volver a comenzar de nuevo…

Vamooosss!!

Noticia Relacionada

MI PRIMERA MARATÓN, Por CRISTOBAL RUIZ parte 2

EL OTRO PUNTO DE VISTA: Me llamo María José y como novia de Cristóbal os

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

newspaper templates - theme rewards