MI PRIMERA MARATÓN, Por CRISTOBAL RUIZ parte 2

EL OTRO PUNTO DE VISTA:

Me llamo María José y como novia de Cristóbal os voy a contar cómo han sido y cómo he vivido los momentos previos y posteriores a la maratón, que estoy segura que algunas novias y mujeres de corredores os vais a sentir identificadas con lo que vais a leer a continuación.

Pues bien, a Cristóbal siempre lo he considerado amante del deporte, y además en todas sus facetas, tanto como espectador como practicante. De siempre ha seguido partidos de fútbol, baloncesto, balonmano y deportes en general al igual que también ha practicado pádel, natación, bicicleta, ha ido a gimnasios, sin embargo con el running empezó algo más tarde.

Todo empezó hará unos catorce meses cuando Cristóbal pasaba de salir una media horita a correr por las calles de Algeciras, a correr todos los días, y cada día un poquito más. Por aquel entonces, sentía que lo hacía por el simple hecho de despejarse de un duro día de trabajo, sin la necesidad de tener que ir a un gimnasio donde le impongan un ritmo de trabajo.Pero poco a poco fui entendiendo los motivos reales que le impulsaban a continuar día tras día. Y esos motivos pueden encontrarse en su satisfacción por ver que es capaz de proponerse algo y lograrlo y que no necesita de nadie para conseguirlo. Esto es algo que nos puede ocurrir a cualquiera de nosotros, que sintamos una satisfacción enorme al proponernos cualquier objetivo y ver que lo hemos conseguido por nosotros mismos, sin embargo, para Cristóbal esto va más allá de un simple orgullo o satisfacción, es algo más que eso, y estoy segura que esto es así por motivos personales.

Cada vez que Cristóbal me decía a las siete voy a salir a correr, ya le cambiaba la cara, si antes era feliz, en ese justo momento en el que lo decía, ya lo era un poquito más y en el momento que se enfundaba las zapatillas, sus zapatillas Nike, ya la sonrisa le llegaba de oreja a oreja, ya quedaba menos para salir por la puerta y decirme un hasta luego.Yo siempre le deseaba que le fuera bien y que tuviera cuidado, esas han sido siempre mis despedidas antes de que él saliera por la puerta, además de un enorme beso, que siempre me devolvía él cuando llegaba de correr. Al principio apenas tardaba en vestirse, una camiseta, unas calzonas, como él dice, unos calcetines, las zapatillas y un reloj, sin embargo conforme se lo fue tomando más en serio, fue agregando más complementos a su indumentaria y en consecuencia, gastaba más minutos en arreglarse para salir.

Y ya no solamente se notaba que se lo estaba tomando más en serio en el dinero que se gastaba para vestirse, que de hecho en nuestros paseos tanto en Algeciras como en Córdoba no faltaba nunca alguna visita a alguna tienda de deportes, o alguna tienda especializada en running, sino que también se le notaba en su preparación mental, compraba libros de expertos corredores que contaban de primera mano su experiencia personal incluso escribían sabios consejos que él se tomaba al pie de la letra, veía videos motivacionales incluso llegó el momento en el que escuchó hablar de un buen entrenador personal y sin pensárselo dos veces contrató sus servicios para poder ir mejor preparado si cabe a las carreras.

Como él bien dice, su ilusión siempre ha sido correr un maratón, sin embargo nunca veía el momento de estar bien preparado y hacerlo, pero desde mi punto de vista sólo hacen falta ganas y corazón, con esto las piernas ya responden y van solas. Fue en febrero de este año cuando su compañero José le comentó su experiencia del año pasado en un maratón y a partir de ese momento hasta el domingo 6 de Diciembre a las 12:25, su único objetivo, a pesar de que entre medias hiciera alguna carrera incluso alguna media maratón, su fijación era llegar a la meta del maratón de Málaga.Tan en serio se lo tomó que tan sólo le bastaron unos días para reservar el hotel, así de esta manera se aseguraba que no se pudiera echar atrás. Y de hecho no lo hizo. Si bien es verdad que durante todo este tiempo, desde febrero hasta diciembre, ha habido momentos duros, momentos de dudas acerca de la preparación incluso de la participación o no en el maratón.

Sin embargo estos instantes se disipaban rápido, pues cada día que pasaba era un día menos que quedaba para poder correr en Málaga y aunque él no fuera consciente de ello, cada día era un poquito más fuerte mentalmente que el día anterior.Y aunque él haya puesto mucho de su parte para poder llegar hasta donde ha llegado, también le debe muchísimo a sus compañeros de fatigas, José y Julio, pues aunque no nos lo creamos, cuando a uno le falta automotivación para realizar algo, los ánimos de los compañeros son siempre bienvenidos y bien recibidos.Todo el entrenamiento desde febrero hasta diciembre fue según lo previsto, si bien Cristóbal siempre me ha estado comentado que llegaba al maratón falto de kilómetros, eso era algo que me preocupaba, pues aunque yo le intentara quitar hierro al asunto, él lo tenía en su mente y no paraba de repetirlo una y otra vez.

Y llegó la semana previa al maratón, semana en la que él se supone que tenía que intentar descansar lo máximo posible y cuidar de su alimentación. Lo tenía todo bien preparado, su dieta, su indumentaria, sus manguitos, su felpa, sus geles, incluso aprovechó esa semana para visitar a su fisio en dos ocasiones.

Pero había algo que no tenía en esa semana de preparación previa al maratón, y eso era mi presencia. Estuve pensando de qué manera podía hacerle llegar mis ánimos desde tan lejos y que no fuera con una simple llamada de teléfono así que le hice llegar un osito de peluche personalizado con la camiseta del Maratón de Málaga junto con una tarjeta a su trabajo.Lo que yo nunca llegué a imaginar es cuánto llegó a gustarle el osito, pues lo fotografió y lo subió a Facebook, lo llevó a todas partes con él en el día previo al maratón. La llegada del osito marcaba que ya quedaban sólo unos días para el maratón, y tanto es así que ya se empezaban a notar los nervios tanto por su parte como por la mía. Menos mal que pronto llegó el viernes y ya pude estar junto a él, dando un relajante paseo por su ciudad y hablando lo menos posible de lo que se acercaba sin remedio.Con mucha ilusión cogimos las maletas el sábado y pusimos rumbo a un sueño que pronto se haría realidad, si bien en este sueño no estábamos solos, estábamos acompañados de sus compañeros y mujeres, todos igual que nosotros dos, nerviosos por lo que se avecinaba pero intentando disfrutar a cada momento que pasábamos juntos de una experiencia sin igual.

Una vez en Málaga, en la feria del corredor, todo fue muy emotivo, sobretodo para los corredores en especial, puesto que además de hacerse foto en un podium que habían alojado en el recinto, también pudieron hacerse una foto con el famoso maratoniano Abel Antón, lo que supuso un gran orgullo para todos ellos. También aprovecharon para comprar algunas cositas, incluso Cristóbal compró el libro de Rafa Vega, presentador de Canal Sur y maratoniano, que firmó y dedicó con mucho gustó a Cristóbal.

Todo esto era el inicio de un prometedor día previo del maratón del que pudimos disfrutar al máximo, primero almorzando en un italiano y posteriormente paseando por las calles del centro de Málaga, donde no faltaron las conversaciones sobre ‘running’ en general, con anécdotas para reír, ni tampoco faltaron caprichitos como tartas Sacher y de queso. Con la llegada de la noche empezó a notarse el cansancio en nuestras caras y pronto nos fuimos al hotel.

Una vez que sonó el despertador a la mañana siguiente, ya no había marcha atrás, ya sólo quedaba arreglarse, desayunar y … a correr!!! Estuvimos con ellos en la salida, dándoles ánimos, mandándoles besos, haciéndoles gestos de fuerza y todo tipo de tonterías con tal de que ellos vieran que estábamos bien y contentas aunque por dentro nos estuvieran comiendo los nervios y la ansiedad de poder verlos llegar a meta y en buenas condiciones.Una vez comenzó todo, pudimos verlos en dos ocasiones, una sobre el kilómetro 10 y la segunda sobre el kilómetro 20.

El poder verlo en buen estado, acompañado de sus amigos y sobretodo que te diga ‘te quiero’, no tiene precio, es algo que queda grabado para siempre en la mente y que nada va a impedir borrarlo. Igual que tampoco podré borrar de mi mente los momentos en los que no podía verle y pensaba si estaría bien o mal, si estaría reponiendo energía, si se estaría hidratando bien, si se habría caído, o si habría tenido un tirón, es algo que está constantemente en la mente y no paras de darle vueltas.Sin embargo, al ver llegar a sus compañeros y saber que él está a punto de hacerlo, es algo que te pone el corazón a mil, ¿llegará, no llegará?, ¿llegará en buenas condiciones, lesionado?, siempre confías en él y en su fortaleza tanto física como mental, pero estas cuestiones son irremediables.Al llegar sus 3 compañeros de fatigas y no verlo llegar a él me puso muy nerviosa, hasta el punto de pasárseme por la mente mil cosas, una tras otra, pero todo se pasó cuando unos minutos después vi de lejos su felpa verde fluorescente, me parecía mentira, pero si, allí estaba, y no se le veía muy mal, tan sólo que lo llamé pero él ya no atendía a estímulo ninguno, su único objetivo era llegar a meta y llegó, y lo consiguió, con mucho esfuerzo pero su sueño por fin se había hecho realidad e igual que éste también llegarán más que aún están por definirse pero todo lo que él se proponga lo conseguirá, porque según mi punto de vista, todo es cuestión de proponérselo, ponerle esfuerzo, ganas y sobretodo corazón.

Eres grande mi vida, y conseguirás todo lo que te propongas porque le pones empeño y corazón, y aquí tienes tu primera prueba. Primera prueba que te debe impulsar a conseguir las siguientes y ya sabes que yo voy a estar ahí siempre para apoyarte aunque ya sabes que tu eres el motor principal.

Noticia Relacionada

MI PRIMERA MARATÓN, Por CRISTOBAL RUIZ

Como Runner que me considero, mi ilusión siempre ha sido correr una maratón, sin embargo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

newspaper templates - theme rewards