MI PRIMERA MARATÓN, Por CRISTOBAL RUIZ

Como Runner que me considero, mi ilusión siempre ha sido correr una maratón, sin embargo era algo que todavía me quedaba lejos.

Por el mes de febrero, con las fechas soy muy malo, en uno de los rodajes que hacíamos habitualmente Julio Vilches, José Céspedes y un servidor, José nos comento que el año anterior había corrido la maratón de Málaga, nos vino a decir que había sido una experiencia increíble, de sensaciones únicas. Total, que Julio y yo picamos igual que los peces muerden el anzuelo de un pescador.

No hizo falta decir más, decidimos embarcarnos juntos en lo que para mí era una locura, algo que tenía en mente pero para la que aún no me sentía preparado, sinceramente me dio igual. Con estos dos monstruos si tengo que ir al fin del mundo, allá que me voy.Así que en los días siguientes decidimos preinscribirnos y reservamos el hotel en el que José estuvo el año anterior. Decidimos también que empezaríamos la preparación el 1 de Agosto. Ya no había marcha atrás!!!Luego más tarde se nos unió Juan Antonio Sánchez, otro fenómeno. Qué casualidades de la vida se iba a hospedar en el mismo hotel que nosotros.

No voy a entrar en la preparación que personalmente llevé/llevamos, solo diré que personalmente he llegado falto de kilómetros. Cosa que luego pensando se podría considerar como un arma de doble filo porque a una maratón hay que llegar con los kilómetros adecuados, cosa que en mi caso no sucedió. Pero el hecho de estar allí en la línea de salida era un premio sobre todo porque estaba con mis amigos, porque los considero como tales. Para mi no son simples compañeros de club, desde que nos embarcamos en esto son algo más.

Bueno voy a lo importante. El día previo de la carrera quedamos este grupo de locos en la rotonda del Globo en San José Artesano. Nos reunimos allí los cuatro juntos con nuestras mujeres y el hijo de José. El día transcurrió con un buen desayuno, continuó con la recogida de dorsales.Aquí me voy a detener. Personalmente al llegar al Martín Carpena sentí una sensación de responsabilidad, una sensación de que no podía defraudar a la gente que me ha apoyado y dado consejos durante todos estos meses. El rato que pasamos recogiendo los dorsales, haciéndonos fotos con ellos en el podium, con Abel Antón todo un doble campeón del mundo fue increíble.

Hubo una foto que me hizo una ilusión enorme, había un stand de bicis entre las cuales había una Fat Bike. Me dije no puede ser, guau!!! Era la primera vez que veía una de estas. Quien me conoce sabe que soy muy fan de Josef Ajram y él fue precisamente el que introdujo en España este tipo de bicicletas. Ojala algún día me toque la primitiva porque caerá una de estas bicis.

También me hice una foto con Rafa Vega, periodista de Canal Sur y maratoniano. El cual tuvo el placer de firmarme su último libro y hacerse una foto conmigo.Después del buen rato que echamos continuamos nuestro camino hacía el hotel, allí dejamos las maletas en nuestras respectivas habitaciones, y nos dirigimos a una pizzería a comer. Que buen rato echamos!!!

Luego nos fuimos a dar un paseo por las calles de Málaga, que ambiente había, que cantidad de gente. Algo difícil de explicar. Paramos a merendar en una cafetería que nos había recomendado Julio el tío estaba empecinado en comerse un pedazo de tarta sacher. Cualquiera le decía que no jajaja. Allí en la cafetería se nos unió Mario Torres, el cual no las tenía todas consigo para el día siguiente, posteriormente se demostraría que es un gran campeón.

Seguimos paseando, cayó alguna que otra comprilla y sin darnos cuenta acabamos cenando en otra pizzería. A mi me tocaba cenar pasta ya que para comer me tomé una ensalada. Luego de la cena nos dirigimos al hotel ya que nos tocaba descansar que al día siguiente nos esperaba nuestro objetivo.Yo personalmente me fui a la cama con la sensación de haber vivido un día increíble, un día de sensaciones únicas, el cual no olvidare nunca.

Y llegó el día……

Quedamos para desayunar todos juntos para luego más tarde dirigirnos a la salida. Puedo resultar reiterativo pero las sensaciones que se viven en esos momentos son difíciles de explicar. Yo fui el último de los cuatro de colocarme en el cajón de salida. Y llegó las 08:30 horas!!! Salimos todos juntos a muy buen ritmo, incluso por encima de nuestras expectativas. Los kilómetros al principio pasaban y pasaban, posteriormente se me harían eternos. Qué confundido estaba!!!. Fuimos todos juntos como ya he dicho a un ritmo por debajo del 5.30/km. Llegamos al km 21 aproximadamente y vimos a nuestras mujeres por segunda vez, que subidón nos dio. No he contado que hasta ese km hubo un montón de avituallamientos de los cuales no me salte ni uno.

Un poco más adelante se nos unió para correr unos km con nosotros, nuestro compañero de club Raúl Minaya Nos comentó que iba tirar con nosotros hasta el km 36. Pero con el único que tiro fue conmigo. José, Julio y Juan Antonio se fuero adelantando. Mis fuerzas empezaron a flaquear. Escribo estas letras y me emociono, se me saltan las lágrimas. Y os preguntareis ¿por qué?

Pues os lo voy a explicar, Raúl se comportó conmigo como un campeón, dándome agua cuando la necesitaba, incluso llego a pedir réflex a un voluntario para echármelo en las piernas. En esos momentos fue cuando los kilómetros se me iban haciendo eternos pero gracias a él fueron pasando de la manera más llevadera posible. Empecé a tomarme los geles sobre el km 30, tenía algo de miedo a que me sentaran mal. Quiero decir que anteriormente había tomado pastillas de Isostar y estaba bien hidratado.

Raúl y yo seguimos juntos y en el km 36 me dejó sus auriculares, los míos se me habían roto, y se fue dándome ánimos como anteriormente había hecho. ¡Qué grande eres Raúl! Como te he dicho personalmente te estaré eternamente agradecido, lo que hiciste conmigo no tiene nombre. Tienes un amigo para toda la vida.

Los 6 últimos kilómetros han sido los más duros de mi vida, veía como la gente se retiraba, veía como la gente se paraba a estirar de los calambres que tenían. Pero ya que había llegado hasta allí por mi par de huevos, ahí ya no valen las piernas, me dije que llegaba que yo no me paraba.

Y llegaron los 2 últimos km 195 metros, las sensaciones que se viven ahí no se pueden describir si no lo vives, la gente te anima sin conocerte, la gente te da fuerzas sin recibir nada a cambio. Enfilé la recta de meta, enfilé los últimos metros mirando al frente, posteriormente me arrepiento porque mi mujer me dijo que me estuvo llamando y yo no la vi. Pero en esos momentos solo tenía en mente acabar, solo quería cumplir con el objetivo marcado.

¡Y ese momento llegó! Crucé la meta, ahí me vine abajo tuve que pedir ayuda a unos enfermeros los cuales me sujetaron porque no podía andar, me caía al suelo. Me recuperé un poco y me reencontré con mis 3 compañeros y con Mario. Que pechá de llorar me pegué cuando los vi, hasta entonces no afloraron mis emociones, y me fueron abrazando uno a uno. Qué felicidad tan inmensa sentí.Un poco más tarde pasé por la podóloga, tenia los pies y una uña del pie destrozados. Chapa y pintura y listo.

Me encontré con ella con mi mujer, mi novia, mi pareja, y la abracé y nos besamos. Le dije lo he conseguido soy finisher, soy maratoniano. ¡Lo he conseguido!Los momentos antes de volver al hotel hablando con mi hermano, mis padres y mi familia fueron otros de los instantes imborrables del día.Ya en el hotel ducha caliente, y vuelta a casa.

Vuelta a casa con la sensación del trabajo bien hecho, del deber cumplido. Y pensando en mi próxima maratón, la cual tiene nombre y apellidos SEVILLA 2017.

Quiero acabar dando las gracias a todos los que me han escrito dándome la enhorabuena. Simplemente GRACIAS!!!.No quiero concluir esta crónica sin dar también las gracias a dos grandes personas, que me han tenido a punto para este reto. Una es mi fisio Obdulia, que manos tiene la muchacha.

Y el otro es un autentico campeón, un fenómeno. Mi entrenador José Camacho el que me ha puesto fino y fuerte a la vez.

Posdata: mi tiempo 3 horas 54 minutos 54 segundos, es lo de menos para mi lo importante es el haber acabado. Quiero dar la enhorabuena también a Jesús Petisme y David Santana quienes acabaron también este reto.

Noticia Relacionada

MI PRIMERA MARATÓN, Por CRISTOBAL RUIZ parte 2

EL OTRO PUNTO DE VISTA: Me llamo María José y como novia de Cristóbal os

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

newspaper templates - theme rewards